Ejemplo De Famous Con Los Bailarines

10 trucos para las clases virtuales

Una nueva civilización para que ella resultó capaz de abastecer la existencia ulterior en la Tierra de la humanidad como el tipo que se desarrolla, debe apoyarse no sólo en una nueva base tecnológica de la actividad de producción de las personas, sino también a la comprensión profunda del lugar de la persona en el mundo circundante, sin que es imposible la formación de la nueva moral, e.d. una nueva conducta social necesaria de las personas. La instrucción ancha del portador del planeta es necesaria y para el proceso de formación de la nueva moral, e.d. el mundo espiritual de las personas. La protección de la naturaleza - la tarea de nuestro siglo, el problema que se ha hecho social. De nuevo y de nuevo oímos sobre el peligro que amenaza al medio ambiente, pero hasta ahora muchos de nosotros cuentan su desagradable, pero por el engendro inevitable de la civilización y creen que llegaremos a tiempo vencerá todavía todas las dificultades que se han revelado.

La actividad de producción de las personas debe poco a poco cambiar la base. Tiene que una nueva modernización, que es natural llamar ecológico, ya que se orientará a la creación de las producciones que no destruyen el estado equiponderante la biosfera, e.d. que se insertan en sus ciclos biogeoquímicos. La superación de la crisis ecológica solamente por los medios técnicos es imposible. Es además imposible el mantenimiento del estado del equilibrio, si la sociedad no se transforma mismo, la moral, y se apoyará solamente en las decisiones técnicas. La humanidad espera el proceso largo y muy difícil de la transformación común de la naturaleza y la sociedad, y el significado decisivo en su duración tendrá la formación de la civilización que responde a las nuevas necesidades de la persona, arreglado con las nuevas realidades de la naturaleza que rodea.

La segunda característica de la conciencia - la distinción clara, fijada en ello, del sujeto y el objeto, es decir lo que pertenece "mí" de la persona y ello "no Mí". La persona, por primera vez en la historia del mundo orgánico que se ha separado de él y que ha contrapuesto que rodea, continúa conservar en la conciencia de la contraposición y la distinción. Él único entre los seres vivos es capaz de realizar la autognosia, e.d. dirigir la actividad mental a la investigación.

"Feliz habrá aquella época, cuando la ambición comenzará a ver la grandeza y la gloria solamente en la adquisición de los nuevos conocimientos y abandonará las fuentes sucias, por que trataba de saciar la sed. Esto era las fuentes de los siniestros y la vanidad, que saciaban la sed solamente los ignorantes, los héroes de los conquistadores y los cazas del género humano. ¡Bastante los honores a Alejandro! ¡Que viva Arquímedes!!!"

Por consiguiente, con una nueva modernización la humanidad tiene que crear una nueva cultura en las relaciones recíprocas entre las personas, y con la naturaleza, a que sujeto es la persona. En su base debe estar la educación universal y la formación, que es natural llamar ecológico.

La conciencia es una unidad de todos los estados mentales y las propiedades de la persona, como las personas. Representa el proceso extraordinariamente difícil del reflejo activo y la asimilación espiritual de la realidad objetiva. La conciencia representa la unidad de todas las formas del conocimiento y los sufrimientos de la persona y su relación a lo que él refleja. Es la forma específica de la actividad vital de la persona, el producto de sus relaciones recíprocas con la realidad objetiva.

El estudio del potencial ekologo-moral de los programas modernos escolares y los libros de texto de las disciplinas de ciencias naturales ha mostrado que en ellos hay unas posibilidades grandes para la realización de la educación ekologo-moral de los adolescentes, pero son realizadas estas posibilidades insuficientemente.

Al fin, la cuarta característica de la conciencia - la inclusión en su composición del cierto componente. En la conciencia de la persona entra inevitablemente el mundo de los sentimientos, donde encuentran el reflejo objetivo y ante todo las relaciones humanas, en que es incluida la persona. En la conciencia de la persona son presentadas las apreciaciones emocionales de las relaciones interpersonales. Hasta aquí, tanto como en muchos otros casos, la patología ayuda mejor comprender la esencia de la conciencia normal.